Conozca todo sobre el Dropshipping

Conozca todo sobre el Dropshipping

El mundo está migrando a la web, y lo que queda como resultado de la revolución industrial no tardará en desaparecer. Aquellos inmensos almacenes donde el calor hacía nido junto a la mercancía apilada en algún orden, o desorden, están en peligro de extinción.

El mundo empresarial está viviendo una especie de revolución para hacerse más accesible a todos. Ya no es cosa de pocos. No es necesario ser letrado, experto en finanzas, tener un gran capital, alquilar un local… para emprender un plan de negocio.

Basta con tener una idea, tener las ganas y la actitud correcta para iniciar la empresa que tanto hemos soñado ¡sin invertir un centavo en mercancía! Y para ello se creó el dropshipping, con el que podrás obtener ganancias al ritmo que te propongas.

El dropshipping o triangulación de envíos, según su traducción al español, es un método de venta donde participan tres elementos: comprador, tienda online y proveedor.

Aquí el minorista (tienda online), que no posee mercancía en su inventario, se encargará de tomar el pedido con sus detalles de envío y se lo pasará al mayorista (proveedor), quien tiene la tarea de enviar el producto directamente al cliente final (comprador).

Visto de otra forma, se puede decir que es una mutación del comercio electrónico donde el minorista solo se encarga de atender al cliente, generar base de datos y facturar, mientras que el proveedor quien tiene mercancía en existencia empaqueta y envía los artículos al usuario, siempre a nombre de la tienda online que este contactó.

En otras palabras, es una vía fácil y segura para ganar dinero siendo tú mismo tu propio jefe y sin gastar dinero en una infraestructura y en inventario de mercancía.


Por qué tener una tienda dropshipping


La principal razón por la que es ventajoso tener un dropshipping es porque te evitarás gastos por stock, alquiler de local para almacenar los productos, fletes, entre otros. También te evitarás tareas como empaquetar y enviar los artículos al cliente final, pues de esto se encarga el dropshipper (proveedor o mayorista).


Tú solo eres un ofertante que ganas una especie de comisión por comercializar los productos que el dropshipper ofrece al por mayor, gracias a su contacto directo con la fábrica. Pero, hay que tener cuidado al elegir nuestros proveedores para realizar este tipo de comercio electrónico, porque hay minoristas que se disfrazan de mayoristas. De esto hablaremos más adelante.

A pesar de los interesantes beneficios del dropshipping, lo primero a tener siempre presente es que no tener un inventario físico de mercancía no significa que este sistema de negocio online no es una inversión, al contrario, y como tal tiene sus riesgos.

El primero a considerar es que el dropshipper no sea confiable. Hay aspectos a que deben estar siempre activos en la relación dropshipper- tienda online, como el respeto y valoración de la relación comercial que sostienen, y su puntualidad y responsabilidad al atender tus pedidos dentro del plazo acordado, que respeten el compromiso de “anonimato” que él ejerce en el proceso y que dé la publicidad adecuada a tu marca.

Un inconveniente más es que el porcentaje de ganancias es reducido, por lo que debes trabajar duro para tener un alto movimiento de ventas y mantenerlo. Recuerda que mensualmente tienes que pagar la cuota de autónomo.

Lo otro es que los dropshippers te ofrecen ayudarte, con buena intención, pero así como lo hacen contigo lo hacen con todos sus minoristas. Esto hace que la competencia para ti se incremente y haga más duro el mercado.

Sin embargo, el cofundador del marketplace B2B BigBuy (www.bigbuy.eu), Salvador Esteve, resalta que la única desventaja este sistema comercial “es la falta de experiencia del emprendedor.”, Esteve explica que así como hay muchos que logran concretar ventas en los primeros días, hay otros tantos que pueden pasar meses esperando que su primera venta se haga realidad.

Elige bien al Dropshipper

En la web se encuentra de todo. Así que hay que saber moverse en este mundo y, en lo posible, tomar decisiones acertadas. Pero si te equivocas, no temas, puedes rectificar y volver a empezar.

Para tener una dropshipping exitosa, el dropshipper (proveedor) es clave, y para ello debes aprender a discernir entre un proveedor mayorista legítimo y un minorista que se hace pasar por mayorista. Veamos algunas diferencias.

El minorista que se hace pasar por un Dropshipping generalmente:

• Cobra una membresía, comisión o tarifa mensual por el servicio de disponer los productos que comercializas. Aunque hay directorios de proveedores (previamente certificados como legítimos) que cobrarán una cuota única, esto es normal.
• Ofrecen productos a “precios mayoristas” al público. Para que un verdadero Dropshipper le venda a una tienda online que funge de minorista o dropshipping, este le pedirá cumplir con varios pasos como solicitar una cuenta mayorista, probar que su negocio es legítimo y aprobar los requerimientos antes de permitirle hacer el primer pedido.
Mientras que un verdadero dropshipper, además de hacer todo lo contrario a lo arriba enumerado, cuentan con experiencia y están centrados en el ramo de la industria donde hacen vida y tienen representantes de ventas.

Estos representantes se dedican a atender tus inquietudes y a guiarte en tu proceso de crecimiento y expansión como tienda online sin stock de productos.

Los proveedores para dropshipping tienen la fama de no estar en la ola del marketing digital, es decir, no hacen SEO, tienen páginas web al estilo de los 90 y con un diseño nada agradable, pero eso no quiere decir que no sean buenos en lo que hacen. Son la excepción.

Un buen dropshipper te brindará un inventario real de mercancía, y te permitirá tener acceso a una carga de datos personalizados y del historial de pedidos que has realizado, así como un catálogo digital completo de sus productos.

Aunado a estas características, el proveedor toma el pedido vía correo electrónico, tienen ubicación física y centralizada y son eficientes con el proceso de despacho de mercancía.

Existen varios dropshippers en España confiables, estos aseguran que el comercio electrónico es como cualquier otro oficio, y que tener una página web no te asegura que tendrás ventas.

Cómo creo una Dropshipping

Para empezar, debes saber que te puedes aventurar tú solo a crear tu propia tienda dropshipping o, buscar la ayuda de un proveedor dropshipping.

El equipo de itmas.es  así como otros tantos proveedores, te brindará apoyo en la creación de una dropshipping facilitándote Instalación y configuración de un e-commerce en su hosting.

Antes de contactar con un proveedor dropshipping o un dropshipper debes buscar un nicho rentable y fácil de escalar, luego procedes a negociar con el proveedor dropshipper, ahora creas la tienda online dropshipping, ¡Ya es momento de invertir en marketing, SEO y mucho ruido en las redes sociales para generar las ventas que tanto deseas!

Posted on 01/09/2017 Home
Ant.
Sig.